OPINIÓN | Juventud
“Eyeballing”


Juan Damián Sánchez Luque (*) - Martes, 25 de enero de 2011 (13:07:45)


Escribía Luis Rosales:"Cuando se ha vivido tanto que hay que pagar por exceso......"
De verdad que a estas alturas yo no se que precio habremos de pagar por seguir viviendo. O mejor dicho, que cosas nos  quedaran por ver mientras vivamos.

A una barbaridad le sigue otra mayor y posiblemente me quedo obsoleto mientras escribo esto.
Esta mañana leo, no con asombro, pero si con un cierto estupor que los jóvenes consumen el alcohol de alta graduación por vía ocular. Si, si que han leído bien "por vía ocular".
Toman su botella de la bebida que sea y llenando el tapón se lo aplican, con el ojo abierto, a modo de bañera sobre la órbita ocular y luego lo invierten y lo dejaran ahí un rato, digo yo.
Esto lo hacen porque, dicen que de este modo, el efecto del alcohol se manifiesta más rápidamente.
Ciertamente que por las mucosas los medicamentos y el alcohol se absorben de forma rápida.
La vía sublingual es utilizada en medicina de urgencia para la aplicación de diversos medicamentos.
Lo que, desde luego, no entiendo es la necesidad que pueda tenerse de una acción tan inmediata en sentir los efectos del alcohol por vía conjuntival.
A esta locura lo llaman "eyeballing" y también lo pueden hacer directamente de la botella volcándola. El alcohol entra en contacto íntimo con la retina y provoca lo que ellos llaman un "subidón" inmediato. Dicen que los efectos del alcohol son muy rápidos, pero desde luego el dolor y escozor del ojo no debe ser despreciable.
Así, es que cambian el  chupito por el chorreón en el ojo. Los oftalmólogos ya han dado la voz de alarma, pues el dichoso “eyeballing” puede producir, además de múltiples problemas oculares, la ceguera.
De momento esta barbaridad solo se está dando en los Estados Unidos y en Inglaterra. Pero sin duda, más pronto que tarde, lo tendremos aquí en los dichosos botellones.
Bueno, pues a ver cual es la próxima.
Quisiera terminar con unas palabras que pretendo (se que es mucho pedir) quedaran impresas en todos y cada uno de nosotros.
Si ves a un adolescente que se droga, ayúdalo.
Si ves que alguien vende droga, denúncialo.
Ojala que así llegara a ser. Todos saldríamos ganando.


(*) Presidente de la asociación contra la droga "CLARA MARIA" de Priego y aldeas.