ESPECTÁCULOS | Toros
Miguel Ángel Serrano sin suerte en El Viso y Lucena
El novillero prieguense se va de vacío en los dos festejos del fin de semana en los que estaba anunciado

Rafael Cobo Calmaestra - Domingo, 31 de julio de 2011 (12:49:08)


No ha sido un buen fin de semana para el novillero sin caballos prieguense Miguel Ángel Serrano Rey, ya que se ha venido de vacío después de sus comparecencias en El Viso de los Pedroches el viernes y ayer sábado en Lucena.

Miguel Ángel Serrano ayer durante su actuación en Lucena. (Foto: R. Cobo)
En la localidad aracelitana, el pésimo uso de la espada privó al Serrano de los trofeos, después de una actuación que inició siendo arroyado por el eral cuando intentaba recibirlo con una larga cambiada de rodillas. Tras reponerse del percance, dejó Miguel Ángel varias verónicas con cadencia y gusto, para luego con la muleta derrochar mucha voluntad y bocetos de lo que podría haber sido una faena que desgraciadamente para los intereses del prieguense, no llegó a levantar el vuelo y que terminó con un verdadero sainete con los aceros, faceta que deberá mejorar y mucho Serrano, como luego volvió a comprobarse en el eral de Alberto Montero que tuvo que estoquear al resultar éste herido.
El viernes, Miguel Ángel tampoco tuvo su día, siendo silenciada su actuación en El Viso.
FICHA DEL FESTEJO DE LUCENA:
Ganado: Seis erales de Herederos de Salvador Guardiola Fantoni, bien presentados, con cierto peligro segundo y tercero, noblote primero y cuarto y muy colaborador el quinto, sin lugar a dudas el mejor del encierro.
Miguel Ángel Serrano Rey: diez pinchazos y ocho descabellos (ovación). En el que mató por Alberto Montero, cuatro pinchazos, media estocada, dos pinchazos y estocada muy aplaudida.
Alberto Montero: no pudo estoquear a su eral ya que fue cogido en el tramo final de la faena.
Elías Casado: estocada y tres descabellos (una oreja tras un aviso).
Miguel Ángel Falcón: Estocada atravesada que asoma por el costillar, tres pinchazos y media estocada (una oreja).
Daniel Araujo: pinchazo y estocada (dos orejas).
Plaza: Los Donceles (Lucena). Menos de un cuarto de entrada en noche de temperatura agradable. Durante la lidia del segundo eral fue herido de gravedad en ambas extremidades Alberto Montero, que tras una primera cura en la enfermería del coso, fue trasladado a un centro hospitalario. Como nota negativa, durante la lidia del tercer eral, la luz artificial quedó reducida a un único foco, poniendo en peligro la integridad de los profesionales que en ese momento se encontraban en el ruedo, iluminación que durante varias fases del festejo también falló, al igual que el piso del ruedo, sin la suficiente agua para evitar verdaderas nubes de polvo que incluso llegaron a ser protestadas por una parte del público.