OPINIÓN |
Hallazgo científico en la Subbética


Fernando Rodríguez Rojas - Viernes, 31 de enero de 2014 (08:43:48)


Me produce tamaña sorpresa el artículo de Francis Flores del Diario Córdoba, domingo 5 de enero de los corrientes, página 25 del mismo título, pues el hallazgo al que hace referencia, en las sierras Subbéticas cordobesas, se atribuye a espeleólogos del Grupo de Exploraciones Subterráneas de Priego (GES-Priego) y en ningún caso se trata de un endemismo de la cueva de Los Murciélagos de Zuheros.

En esa cueva en concreto se trata de dos especies nuevas de diplópodos cavernícolas: Archipolydesmus cordubaensis, que tiene su localización tipo en la sima L14 de la sierra de Abuchite; según capturas realizadas por espeleólogos del GES-Priego en agosto de 2002 y que también se encuentra en la cueva de los Murciélagos de Zuheros. Y Psicrosoma baeticaense, que tiene su localización tipo en la cueva de los Murciélagos de Zuheros –según capturas del GES-Priego en marzo del 2001- y se encuentra igualmente en la sima L14 de la sierra de Abuchite (Luque) o la cueva de las Golondrinas (Carcabuey) según capturas de los mismos espeleólogos en agosto de 2002 y septiembre de 2002, respectivamente.  Como ve en ningún caso se trata de un endemismo de la cueva de los Murciélagos de Zuheros.
Por otro lado son muchos los trabajos de investigación multidisciplinar que se han llevado a cabo en la cueva de Zuheros.   En concreto el GES-Priego realizó y publicó un estudio topográfico completo de la cueva en el año 2004, dando como resultado un desarrollo horizontal de 2049,93 metros y un desnivel de -74,84 metros, en colaboración con topógrafos de la Universidad de Jaén.    Vemos muy increíble que en cinco jornadas de trabajo de campo, la cueva “ronde” los 3000 metros de longitud sin alterar los parámetros de medición.
Como resultado de estos trabajos de exploración, los espeleólogos del GESPriego, descubrieron varios hallazgos de los que hasta hoy no se tenía constancia; se localizó una sala nueva, que se ha pasado a denominar "Sala del Huevo"; el suelo de la sala se compone de un gran caos de bloques, que da acceso a dos galerías, por arriba al piso superior y a las "galerías del Mostrador", por abajo al piso inferior, por las "galerías del Trazado Original". La parte distal de la sala tiene un desnivel desde la boca de entrada actual de -13,71 metros y un recorrido de 25,63 metros. Entre las formaciones litoquímicas de esta sala caben destacar las estalagmitas, estalactitas, pavimentos, gours, coraloides y soldaduras. En estos pavimentos se descubrieron huesos carbonatados de un pequeño mamífero -presumiblemente alguna especie de murciélago- y marcas de garras de oso, muy frecuentes en toda la cavidad. En cuanto a presencia humana se ha observado una galería dentro del caos de bloques de la sala, jalonada por trazos de carboncillo negro, que siguiéndolos, nos conducen hasta unos huesos carbonatados de cabra.
También en cuanto a hallazgos arqueológicos se refiere, se encontraron en la axial denominada "Trazado Original" un trozo casi completo de una vasija carbonatada, que forma en la actualidad parte del pavimento de la galería. En cuanto a formaciones, aparte de las nombradas anteriormente, caben destacar por su peculiaridad algunas formaciones subacuáticas, bordes y niveles de inundación.
El último hallazgo arqueológico, lo fue en una galería cercana a la zona conocida como "El Espárrago", ya en el recorrido turístico de la cueva, donde se han encontrado algunos molares de equino y algunas falanges presumiblemente humanas, todo ello carbonatado y soldado al suelo de la galería.
En cuanto a espeleometría se refiere se puede afirmar que aproximadamente una cuarta parte de las galerías se destinan a explotación turística y las otras tres cuartas partes de la cueva a estudios espeleológicos y arqueológicos.