Priego de Córdoba Domingo, 22 de septiembre de 2019

     

Cartel anunciador de la verbena 2019. (Foto: Cedida)HERMANDADES
El Calvario acoge el próximo sábado la verbena popular de Los Dolores
LOCAL
LOCAL | Política
El PP pide a Mármol que modere su crispación y deje de dar lecciones sobre sueldos y control del gasto
Valdivia afirma que nadie puede reprochar al gobierno de María Luisa Ceballos, "la responsabilidad en el gasto político"


Rafael Cobo Calmaestra
Miércoles, 24 de julio de 2019 (17:45:23)

0 Comentarios - 833 Visitas - 17 Imp.

     
  
El PP de Priego ha solicitado al portavoz del grupo municipal socialista, José Manuel Mármol, que modere su crispación y deje de dar lecciones sobre control del gasto y gestión económica, “ya que es la persona menos indicada para ello”.

Juan Ramón Valdivia, esta mañana en la sede del PP. (Foto: M.Á. Molina)
Así lo han pues de manifiesto en una comparecencia ante los medios los ediles populares Juan Ramón Valdivia y Javier Ibáñez, en la que ambos mostraron su sorpresa y a la vez preocupación por la actitud que está mostrando el portavoz del PSOE desde la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno liderado por María Luisa Ceballos.
Actitud que como apuntaba Ibáñez, “no llegamos a comprender,ya que todo el mundo sabe que cuando comienza un gobierno se le dan cien días de cortesía, ya que tienes que organizarse y te encuentras con temas que tienes que resolver”, añadiendo que la “cortesía” del portavoz socialista, “fue medio día, saliendo en tromba acusando de cosas sorprendentes”.
Según Ibáñez, desde el PP, “entendemos que la desesperación que tiene este señor es porque está intentando ganarse algún puesto en su partido”, aconsejándole que se tome unos días de reflexión y piense, “por qué su partido se lo ha quitado de en medio y por qué Priego se lo ha quitado de en medio”.
Para el edil popular, “lo que no se puede hacer es mentir”, en relación a las últimas polémicas surgidas con la renovación de la psicóloga que atendía a la mujeres víctimas de violencia, “cuando fue él el que no firmó el decreto de renovación de dicho servicio”, sobre la ausencia de la Alcaldesa, o sobre los apagones en la aldea de Zagrilla, algo que Ibáñez catalogaba como una “desfachatez política fuera de lo común”, ya que como afirmaba, “Endesa lleva más de un año y medio dando un ultimátum para adecuar los cuadros eléctricos a las potencias que se estaban utilizando, por lo que no han hecho nada en un año y medio y cuando se va la luz critican la gestión del equipo de gobierno”
Por su parte, Juan Ramón Valdivia incidía en el tono de crispación que el portavoz del PSOE viene demostrando desde la toma de posesión del gobierno de María Luisa Ceballos, coincidiendo con Ibáñez en afirmar que Mármol, “está intentando buscar un emolumento, un puesto de trabajo dentro del PSOE y está intentando llamar la atención de sus jefes, algo que es entendible, pero creemos que se han superado todos los límites”.
En particular, para Valdivia resulta “sonrojante y vergonzante”, que una persona que de 2015 a 2019 ha percibido un salario neto mensual de aproximadamente 4.700 euros, en relación a los emolumentos que percibía Mármol como senador, “venga a dar lecciones a los concejales del PP sobre sueldos y control del gasto”.
En relación a la cuantía total de los salarios de los ediles liberados, el portavoz del PP indicaba que, sobre el presupuesto total consolidado del Ayuntamiento, suponen el 0,87%, es decir 192.000 euros sobre 23,5 millones de euros.
En cuanto a los salarios netos que perciben los ediles del equipo de gobierno, Valdivia recordaba que el edil liberado al cien por cien percibe 1.900 euros mensuales, el mismo salario que tiene como profesor de la Junta por lo que se equipara al liberarse al cien por cien de su trabajo; los dos concejales liberados al 75% cobran 1.500 euros netos mensuales; los cuatro liberados al 50% perciben una cantidad neta aproximada de 900 euros netos mensuales, por lo que no se alcanza ni el salario mínimo interprofesional.
Finalmente los seis concejales sin liberación perciben un máximo de 750 euros netos al mes por su asistencia a plenos o juntas de gobierno, por lo que, en ningún caso, como así matizaba el portavoz del PP, “se supera dos veces el salario mínimo interprofesional  que una formación política desaparecida de la Corporación indicaba que era lo máximo que debería cobrar un político”.
De ahí que Valdivia insistiera que resulta “sonrojante y vergonzante”, que una persona que de 2015 a 2019 ha percibido un salario neto mensual de aproximadamente 4.700 euros, “de lecciones sobre sueldos, control del gasto y gestión económica a los concejales del PP”.
Por otra parte, Valdivia hacía alusión al gasto político en varios municipios de la provincia gobernados por el PSOE con una población mayor o similar a la de Priego. Así, en Puente Genil, según el edil popular, el gasto político es de 319.271 euros, 283.000 euros en Lucena, 224.239 euros en Palma del Río, y 197.941 euros en Montilla.
Cantidades que como puntualizaba Valdivia, “son notablemente superiores a las propuestas por el PP en Priego”, por lo que solicitó a Mármol que, “ni nos de lecciones por lo que cobra un político, porque con sus 4.700 euros mensuales como senador no está en situación para ello, ni nos de lecciones de cómo gestiona el dinero público el PP, porque aquí tiene cuatro ejemplos de gobierno socialistas y el de Priego es el gasto más bajo”.
En otra comparativa, en este caso relacionada con el gasto histórico en concejales liberados, Valdivia señalaba que teniendo como base los 192.000 euros aprobados para la actual legislatura, “en la legislatura que se iniciaba en 1999 se destinaban 20.000 menos que ahora; 18.000 euros más en la legislatura 2003-2007; y 20.000 euros más en la 2007-20011”. Según Valdivia, fue en 2011, tras acceder el PP al gobierno municipal y en la situación de máxima crisis del ayuntamiento, “cuando se decide hacer una bajada de 212.000 a 116.000 euros”, unos 76.000 euros menos que los 192.000 euros actuales. En 2015 se incluiría el sueldo de la alcaldesa, de 40.000 euros, elevándose por tanto hasta los 166.000 euros, cantidad que en 2017, cuando se presenta la moción de censura, se baja hasta los 102.000 euros, “al eliminar el sueldo de alcalde ya que Mármol percibía el de senador”.
Ante tales argumentos, Valdivia afirmaba que nadie puede reprochar al gobierno de Ceballos, “la responsabilidad en el gasto político”, recordando que cogieron un ayuntamiento con 14 millones de deuda y 7 millones de remante negativo de tesorería, “y tenemos un ayuntamiento, como ellos presumen, con 5 millones en el banco y una deuda que ya no llega a los 9 millones de euros”, por lo que como sentenciaba, “en la gestión económica y la política de control del gasto nadie nos puede dar lecciones, pero mucho menos un señor que cobraba esa cantidad”.