Priego de Córdoba Miércoles, 16 de octubre de 2019

     

Manuel Jiménez Serrano (Foto: Cedida)HERMANDADES
Manuel Jiménez pregonerá para los jóvenes la Semana Santa de 2020
LOCAL
LOCAL | Festejos
La Feria Real tendrá en la inclusión una de sus principales señas de identidad
Presentada la programación y el cartel anunciador, realizado por Mariló Vigo Medina.


Rafael Cobo Calmaestra
Martes, 13 de agosto de 2019 (16:48:31)

0 Comentarios - 1.329 Visitas - 33 Imp.

     
  
Convertir la Feria Real en un referente a nivel nacional para la inclusión de las personas con diversidad funcional, y por lo tanto, con unas necesidades específicas, es uno de los objetivos que el Consistorio prieguense se ha marcado a la hora de diseñar la gran fiesta con la que finaliza el verano en la localidad de la Subbética y cuyo cartel anunciador, realizado por la fotógrafa Mariló Vigo, y el programa de actividades, han sido presentados esta mañana.

Ibáñez, Vigo, Ceballos y Pineda junto al cartel anunciador. (Foto: R. Cobo)
Una feria, en definitiva, inclusiva, como así destacaba la alcaldesa prieguense, María Luisa Ceballos, que incidía en los 178 años de historia documentada de esta celebración que la convierten, junto a una programación “variada y completa, en una de las mejores de nuestra provincia”, a juicio de Ceballos.
Siete noches y seis días de feria, ya que arrancará la noche del viernes 30 de agosto y finalizará el 5 de septiembre, en los que el equipo de gobierno, como así indicaba el concejal de Festejos, Javier Ibáñez, “hemos apostado por la inclusión”, destacando en este sentido que Priego fue el primer ayuntamiento de nuestro país que creó una concejalía de inclusión, “lo que conlleva empezar a trabajar en este sentido en todos los aspectos del municipio, y como no podía ser de otra manera, la feria tenía que estar presente”.
En lo que respecta al programa, el edil ponía de manifiesto la variedad de actuaciones que lo integran, “buscando que todo el mundo encuentre lo que le gusta”, destacando en este sentido la importante apuesta por la Caseta Municipal, que este año cambiará de ubicación trasladándose a su emplazamiento original y que hasta el pasado año ocupaban las denominadas disco-casetas, que ocuparán este año la Plaza de la Alegría. Según Ibáñez, este cambio tiene como objetivo que las actuaciones tanto de la Caseta Municipal como de las tradicionales, “se desarrollen sin el ruido de las disco-casetas”.
Igualmente y para dotarla de contenido y atractivo, se ha confeccionado para la Caseta Municipal un programa que a juicio de Ibáñez es “muy completo”, con actuaciones durante el mediodía en los que también habrá degustaciones gastronómicas, mientras que en horario nocturno habrá una serie de actuaciones en las que se han buscado diferentes estilos. En este sentido el edil de Festejos destacaba el concierto que ofrecerá el martes 3 de septiembre el grupo granadino La Guardia, con entrada gratuita, la actuación de Choco Latinos y Paz de Manuel el sábado 31 de agosto, la artista de la copla Nazaret Compaz el 2 de septiembre, y la denominada Batalla de los 80 en la actuarán tres grupos de versiones, el jueves 5 de septiembre.
Otra de las novedades de la presente Feria Real será el cambio de lugar para la celebración del botellón, que este año se ubicará en el interior del recinto, en concreto en la zona final de la Calle del Infierno, junto a las atracciones feriales, en un espacio adecuado y que tendrá infraestructuras de servicios y vigilancia privada.
Siguiendo con las novedades, Ibáñez adelantaba la apertura, tras varios años, de la Caseta de la Juventud, que será gestionada por una empresa de hostelería y en la que, en un principio, está previsto igualmente un programa de conciertos y actuaciones aún por cerrar.
Otra de las novedades, será el cambio de ubicación de la Feria de Ganado, que se celebrará el día 31 de agosto y el 1 de septiembre en el solar de titular municipal ubicado en el barrio Jesús en la Columna.
En cuanto a las medidas estrictamente relacionadas con el carácter inclusivo que se quiera dar a la Feria, Ibáñez hacía alusión a temas relacionadas con la accesibilidad física en recorridos, instalándose una zona de barra baja en la Caseta Municipal para las personas con silla de ruedas, servicios adaptados para personas con movilidad reducida, la edición del programa de feria y la carta de comidas en lectura fácil, horas de reducción del ruido en atención a las personas con trastorno del espectro autista, o la colocación de paneles y mapas informativos, ofreciéndose formación  a Protección Civil, Cruz Roja y Policía Local para la atención a personas con diversidad funcional, con unas necesidades específicas al resto de la ciudadanía en general. Medidas que como reconocía Ibáñez, “no se ha hecho en ninguna feria de España, por lo que convierten a la Feria Real de Priego en un evento pionero en lo que a la inclusión se refiere”.
En este sentido, Pilar Pineda, gerente de Albasur y vicepresidenta de la Asociación Europea para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, incidía en que, “no estamos hablando únicamente de eliminar barreras arquitectónicas, que es algo necesario, sino quitar barreras cognitivas, del conocimiento”.
De ahí que desde la asociación Albasur, se haya trabajado en incluir esa accesibilidad en la Feria Real, mediante la confección de las cartas de comidas de lectura fácil, los paneles informativos y pictogramas, apoyando los procesos de formación que se van a realizar, ya que como indicaba, “es necesario saber cómo estar con las personas que necesitan otras cosas diferentes a nosotros”.